Consejos de ahorro


Aire acondicionado

El uso de aire acondicionado puede suponer hasta el 10% de tu consumo total de energía. A continuación te ofrecemos una serie de trucos para reducir tu consumo de energía en casa:

  • Si estás en casa recuerda que con unos minutos que enciendas el aire acondicionado es suficiente para conseguir una temperatura agradable y si no estás en casa apágalo.
  • Utiliza un termostato para controlar en todo momento la temperatura de tu hogar pero recuerda instalarlo en zonas alejadas a fuentes de calor como lámparas, radiadores, luz solar...
  • ¿Sabías que por cada grado de temperatura el consumo de energía referente al aire acondicionado puede variar entre 4 y 6%? Mantén una temperatura agradable a unos 25 o 26 grados y tu consumo lo agradecerá.
  • Cuando enciendas el aire no lo pongas a una temperatura demasiado baja, es fácil pensar que la casa enfriará antes pero... ¡no es así!
  • Realiza un mantenimiento constante de tu aparato de aire acondicionado y limpia los filtros asiduamente.
  • Evita la entrada de aire caliente a tu casa, instala toldos y/o stores, mantén las persianas bajadas... así conseguirás un ahorro de casi un 30%.
  • Mantén ventilada tu casa con el aire más fresco de la mañana y de la noche.
  • Si instalas los aparatos de refrigeración en el exterior de tu casa y están expuestos al sol, recuerda taparlos con una cubierta protectora que mantenga una buena circulación del aire.
Iluminación

El uso de la luz en tu hogar puede suponer hasta un 9% del total de tu consumo de energía. A continuación te ofrecemos una serie de trucos para reducir tu consumo de electricidad en casa:

  • Utiliza interruptores divididos para utilizar únicamente la luz que necesites.
  • Utiliza bombillas de bajo consumo ya que consumen hasta un 80% menos que las tradicionales y duran hasta 8 veces más.
  • Aprovecha la luz natural siempre que puedas y utiliza colores claros en paredes y techos para favorecerlo.
  • Evita dejar las luces encendidas en alguna estancia en la que no estés.
  • Los halógenos te dan más luz que las bombillas tradicionales con el mismo consumo y duran de dos a tres veces más.
  • Si utilizas fluorescentes recuerda que tienen una duración entre 8 y 10 veces mayor que las bombillas y que permite un ahorro de energía hasta del 80%, sin embargo, evita apagarlos si vas a estar sin usarlos menos de 20 minutos y procura no estar continuamente encendiendo y apagándolos, ya que tienen un alto consumo a la hora de encenderse.
  • Utiliza reguladores de intensidad luminosa de tipo electrónico.
  • Con detectores de presencia en garajes y zonas comunes para que las luces funcionen automáticamente ahorrarás energía.
  • Utiliza iluminación localizada en diferentes ambientes.
  • Limpia asiduamente lámparas y focos de luz de tu casa.

Radiadores o calefacción
  • Cuando salga de su hogar sólo por unas horas, fije la posición del termostato en 15°, que es el equivalente a la posición "económica" de algunos modelos.
  • El ajuste de la temperatura en cada habitación mediante el termostato es muy importante para controlar el consumo de su sistema de calefacción. Fijar una temperatura de 20°C en lugar de 21°C puede significar un ahorro de energía del 10%.
  • Utilice válvulas termostáticas en radiadores y termostatos programadores, suponen un ahorro de energía entre un 8 y 133%.
  • Evite pérdidas de calor excesivas, cerrando por la noche persianas y cortinas.
  • Reduzca la temperatura de las estancias que no ocupen durante periodos de tiempo largos.
  • Apague la calefacción por la noche y enciéndala por la mañana despues de ventilar la casa y cerrar las ventanas.
  • Realice un mantenimiento adecuado su equipo de calefacción, puede suponerle un ahorro de hasta el 15% de energía.
  • No cubra ni coloque al lado del radiador ningún objeto.
Cocina

Al cocinar también puedes ahorrar. Aquí tienes algunos trucos para ahorrar energía en la cocina:

  • Aprovecha el calor residual, apaga la placa o la vitrocerámica unos minutos antes de terminar de cocinar.
  • Con un recipiente de diámetro ligeramente mayor que la zona de cocción y con fondo difusor de calor ahorrarás hasta un 20%.
  • Utiliza ollas a presión siempre que puedas puesto que reducen el consumo y ahorran mucho tiempo.
  • Regula la temperatura del frigorífico y congelador según las instrucciones del fabricante (por cada grado más de frío, el consumo de energía aumenta un 5%).
  • Coloca tu frigorífico lejos de los focos de calor (hornos, radioadores, etc.)
  • Deja enfriar los alimentos antes de introducirlos en el frigorífico.
  • Reduce al mínimo el tiempo de apertura de las puertas del frigorífico y del congelador y mantén la parte trasera ventilada y limpia.
  • Elige frigoríficos eficientes y ecológicos. Los de clase A+++ o A++ permiten ahorrar hasta un 70% respecto a la media.
  • Eliminar del congelador la capa de hielo antes de que alcance los 3 milímetros de espesor consigue ahorros energéticos de hasta el 30%.
  • Cada vez que abres el horno pierdes hasta un 20% del calor acumulado. Tenlo en cuenta a la hora de hacerlo.
  • Utiliza el reloj de tu horno.
  • Aprovecha al máximo la capacidad de tu horno y cocina bastantes alimentos a la vez.
  • Utiliza el calor residual del horno para terminar de preparar los alimentos y apágalo unos minutos antes de terminar. Recuerda que no es necesario precalentar el horno para cocciones superiores a una hora.
  • Los hornos de convección favorecen la distribución uniforme de calor, ahorran tiempo y gastan menos energía.
  • Utilizar el microondas frente al horno convencional supone un ahorro de consumo de hasta un 70%.
  • Si lavas los platos con agua caliente debes saber que estás consumiendo hasta un 40% más de energía que si lavas con lavavajillas.
  • Elige un modelo de lavavajillas eficiente y ecológico de clase A+++, puesto que permiten ahorrar más del 45% respecto de los de clase D.
  • Aprovecha la capacidad de tu lavavajillas. Procura llenarlo cada vez que lo utilices.
  • Coloca correctamente los utensilios en el lavavajillas para permitir la correcta circulación del agua en su interior y usa los niveles de sal y abrillantador recomendados por el fabricante.

Electrodomésticos

Las pequeñas acciones ahorran energía:

  • Utiliza la lavadora con programas de temperatura media puesto que si lavas a altas temperaturas obtendrás más consumo de energía.
  • Llena siempre tu lavadora al máximo de su capacidad, ahorrarás energía y alargarás la vida de tu electrodoméstico.
  • Al comprar una lavadora elige una de clase A, son ecológicas, eficientes y reducen el consumo hasta un 45% con respecto a las de clase B.
  • Un centrifugado de la lavadora a 1.200 revoluciones, en vez de a 700, reduce el consumo de la secadora en un 20%.
  • Elige ordenadores e impresoras con sistemas de ahorro de energía.
  • Utiliza la lavadora y el lavavajillas al máximo de su capacidad.
  • Las lavadoras termoeficientes ahorran energía y reducen un 25% el tiempo de lavado.
  • Las lavadoras con programas de media carga reducen el consumo de energía.
  • Utiliza en la medida de lo posible lavadoras con sonda de agua, que miden la suciedad del agua y la cambian, reduciendo el consumo de agua y de energía.
  • Seca la ropa al aire libre.
  • Limpia regularmente el filtro de la lavadora de impurezas y cal.
  • Pon la lavadora en las horas de descuento si tienes contratada la Tarifa con discriminación horaria.
  • Al utilizar la plancha aprovecha su calentamiento para planchar grandes cantidades de ropa.
  • Utiliza los aparatos eléctricos optimizando su uso.
  • Apaga totalmente los televisores y equipos informáticos si no vas a utilizarlos por un periodo mayor a 30 minutos.
  • De igual forma, apaga la pantalla de tu ordenador si no vas a utilizarlo por periodos cortos de tiempo. Ten en cuenta que las pantallas LCD ahorran un 37% de la energía en funcionamiento, y un 40% en modo de espera.
  • Los salvapantallas de colores oscuros consumen menos energía que los de colores claros.
  • Realiza un mantenimiento y una limpieza continuos de todos tus equipos.
  • Utiliza ladrones multienchufe con interruptor de corriente.

INFORMACIÓN QUE DEBES CONOCER

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento, análisis de la navegación y visualización por parte del usuario. Si continúa navegando, entenderemos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de las cookies u obtener más información en Política de Cookies