La importancia de la gestión de la demanda para los consumidores domésticos

Cualquier consumidor, por pequeño que sea, tiene a su alcance poder consumir de una forma más eficiente.

Es decir, un consumidor puede gestionar su demanda de energía para obtener un ahorro en su factura y además reducir las emisiones medioambientales asociadas a su suministro energético.

Para poder gestionar su demanda energética, el consumidor debe actuar primero sobre “cuánto” y “cuándo” consume su energía:

 

1.- Actuaciones para reducir el consumo de energía (“cuánto”). Para reducir su consumo de energía, un consumidor debe llevar a cabo acciones de ahorro y eficiencia energética.

Algunas de estas medidas de eficiencia energética son por ejemplo apagar aparatos o luces que no se están utilizando en un momento dado, sustituir bombillas incandescentes por LED o cambiar un electrodoméstico antiguo por otro con mejor calificación energética (por ejemplo A+++).

Cuando un consumidor reduce su consumo mediante medidas de ahorro y eficiencia energética, reducirá su factura y también las emisiones asociadas a la energía que deja de consumir.

Actuaciones para reducir el consumo de energía (“cuánto”)

 

2.- Actuaciones para modificar el consumo de energía (“cuándo”). La energía no cuesta lo mismo todas las horas del día. Es decir, existen horas donde generar energía es más caro que en otras (se denominan horas punta y horas valle respectivamente).

Si un consumidor modifica su patrón de consumo de manera que pasa una parte de su consumo a horas más baratas, ahorrará igualmente en su factura.

Esto se consigue si, por ejemplo, el consumidor enciende el lavavajillas o la lavadora a partir de las 23:00h en lugar de a las 21:00h.

Actuaciones para modificar el consumo de energía (“cuándo”)

 

Para lograr un ahorro aún mayor en su factura y una vez llevadas a cabo las actuaciones anteriores, resulta conveniente que el consumidor recurra a una empresa especializada (su propia comercializadora o una empresa de servicios energéticos (ESE)).

En este caso, la empresa especializada realizará un análisis independiente de los hábitos de consumo del consumidor y revisará todos sus sistemas energéticos para llevar a cabo medidas más específicas.

Algunas de estas medidas pueden ser: realizar una auditoría energética (para detectar, entre otros, posibles fugas térmicas) o instalar medidores y sistemas de gestión (que permitan optimizar el consumo en cada momento mediante el empleo de modelos de análisis y algoritmos).

En estos casos, existe una modalidad de pago que resulta interesante para el consumidor ya que éste no tiene que hacer ningún desembolso extra de dinero, sino pagar a la empresa especializada con un porcentaje de la reducción que consiga de su factura. Incluso puede ser que sea la propia comercializadora la que le llegue a pagar dinero al consumidor (si por ejemplo llegara a aceptar reducir momentáneamente la potencia de su aire acondicionado en un momento en que se produjera un pico muy elevado de demanda).

Aldro Energía y Soluciones es tu asesor independiente en gestión de la demanda y soluciones de eficiencia energética. Aldro es la principal comercializadora independiente de electricidad y de gas en España y se caracteriza por ofrecer a sus clientes los mejores productos y servicios adaptándolos a sus pautas de consumo y sus necesidades.

Esta entrada ha sido publicada en Mercado y etiquetada como , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × tres =