Impuestos en la factura eléctrica y costes del sistema eléctrico

Impuestos en la factura eléctrica y costes del sistema eléctrico

En la anterior entrada de este blog se exponían los cinco elementos principales para entender el mercado eléctrico y concluíamos que el precio de dicho mercado mayorista representa aproximadamente un tercio de la factura de un consumidor eléctrico. Queda por tanto dedicarles algunas líneas a los dos tercios restantes, sobre las que una comercializadora no tiene capacidad de intervención, ya que le vienen dados.

Los impuestos en la factura eléctrica.
Los impuestos son dos: el impuesto especial de electricidad (IEE) que grava el 5,11% los términos de energía y potencia de la factura, y el impuesto al valor añadido (IVA) del 21% que tiene como base imponible todos los conceptos de la factura.

Los costes del sistema eléctrico.
Para que todos los consumidores puedan disfrutar de un suministro seguro es necesario retribuir una serie de costes del sistema eléctrico que podrían desglosarse básicamente en dos categorías:

  1. Las redes de transporte y distribución con un coste aproximado de unos 1.700 Millones de EUR el transporte y unos 5.500 Millones EUR para las redes de distribución.
  2. Otros costes más propios de la Política Energética del Gobierno. En este bloque podemos encontrar, por ejemplo:
  • El régimen retributivo específico que reciben las instalaciones renovables, cogeneración y residuos “históricas” (las nuevas renovables son ya competitiva y no necesitan esquemas de primas) que suponen unos 7.000 Millones EUR.
  • La compensación de los extracostes de la generación extrapeninsular en Ceuta, Melilla, Islas Baleares y Canarias. Este sobrecoste se sufraga al 50%, ya que la otra mitad corre a cuenta de los Presupuestos Generales del Estado, ya que se entiende que es una cuestión de cohesión y solidaridad territorial, que además permite mantener un mercado único a nivel nacional. Esta partida supone unos 730 Millones EUR.
  • El déficit de tarifa de años anteriores. El sistema eléctrico durante algunos años fue acumulando unos mayores costes que no fueron compensados con unos mayores ingresos, lo que fue generando un déficit que año a año fue creciendo hasta hacerse insostenible. Es por ello que desde hace un tiempo todos los años vamos amortizando la deuda contraída.
  • Otros: existen también unos costes del sistema con cuantías menores como la dotación al fondo de financiación del Plan General de Residuos Radiactivos (2ª parte del ciclo de combustible nuclear), la retribución a la CNMC, los costes por los pagos por capacidad, etc…

Estos costes suponen al año unos 18.000 Millones de EUR que deben ser recuperados mediante los ingresos del sistema, fundamentalmente a través de los peajes de acceso de la tarifa eléctrica.

 

 

Merece especial atención el hecho de que el Gobierno ha anunciado el proyecto de Ley de creación de un Fondo Nacional para la Sostenibilidad del Sector Eléctrico por el cual quiere sacar de los cargos del sistema (y por ende, de la factura eléctrica) la partida correspondiente al régimen retributivo específico de las energías renovables (recordemos, unos 7.000 Millones de EUR al año) para que lo paguen fundamentalmente las empresas del sector energético, principalmente las comercializadoras de electricidad, gas natural y productos petrolíferos.

No obstante, como comentaremos en próximas entradas del Blog, está previsto que para el 1 de abril de este año 2021, la estructura tarifaria cambie y los costes del sistema se dividirán en 2 bloques, precisamente siguiendo la lógica que acabamos de apuntar: por un lado, los peajes de transporte y distribución que sufragarán el coste de las redes, y por otro los cargos del sistema, que se encargará de costear el resto de los costes regulados.

Esta entrada ha sido publicada en Mercado y etiquetada como , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 5 =