Cómo aprovechar la iluminación natural para ahorrar en energía

Las horas de luz en el día van reduciéndose con el final del verano, lo que nos recuerda la necesidad de aprovecharla al máximo para, además de lograr un hogar más confortable, ahorrar en la factura de la luz.

Sigue estos 5 sencillos consejos para sacarle el máximo partido a la luz natural en tu hogar.

Las cortinas, más importantes de lo que parecen: las cortinas del hogar son clave para ‘evitar’ la entrada de calor en verano y de frío en invierno, lo que reducirá el uso de la calefacción y el aire acondicionado, respectivamente.

También serán tus aliadas en la iluminación del hogar, pues colocándolas finas y de colores claros permitirán que les atraviese la luz, dotando a tu hogar de iluminación natural y evitando así el uso de electricidad.

Coloca espejos: nos ayudarán a dar una sensación de mayor amplitud dentro de la vivienda y, además, a que refleje y expanda la luz, especialmente importante en aquellos hogares donde la iluminación natural no abunde. Es esencial prever de dónde va a proceder la luz para colocarlos de forma estratégica en el hogar.

Aligera la decoración: a lo largo de los años tendemos a acumular gran cantidad de cosas dentro de la vivienda, muchas de ellas innecesarias o prescindibles. Estos elementos pueden entorpecer el paso de la luz natural y, además, contribuir a la carga visual. Intentar deshacernos de algunos de esos elementos podría facilitar la entrada de luz natural, evitando así activar el interruptor.

Tampoco debemos olvidarnos de las plantas, tanto interiores como exteriores, colocadas en una zona de entrada de luz, lo que reducirá la cantidad que recibe nuestro hogar, oscureciéndolo y forzando a un uso anticipado de la luz artificial.

Los colores: se trata de otra de las claves para que la luz natural te ayude a crear un ambiente mucho más luminoso que reduzca el uso de la electricidad. Utilizar colores claros en las puertas, muebles, pintura de las paredes e incluso sofás o colchas te ayudará a mejorar la sensación de amplitud y dotar de luz extra.

 Orientación de la vivienda: mucho antes de aplicar todas las recomendaciones anteriores, cuando vayamos elegir una casa para la compra o alquiler, debemos tener muy en cuanta su orientación, pues tendrá una importante repercusión en la factura de energía. Elegir una casa con una orientación adecuada nos permitirá tener sol durante prácticamente todo el día, reduciendo así el consumo de energía para calentar o iluminar. También el tamaño de las ventanas importa. Con ventanales permitiremos el paso de más luz y calor.

Con todo, además, es fundamental contar con una tarifa energética ajustada a nuestros hábitos. En Aldro diseñamos nuestros productos en base a las necesidades de nuestros clientes pensando en el ahorro y tranquilidad.

Esta entrada fue publicada en Trucos y consejos y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 − 1 =