El mercado de la energía será aún más verde tras esta crisis – La opinión del Director General de Aldro, Antonio Colino

 

Parece que, en las últimas semanas, el mundo tal y como lo conocíamos se haya detenido para darnos una lección en todos los ámbitos, también en lo relativo al mercado de la energía y las compañías energéticas que operan en él. Estábamos enfrascados en los objetivos del cambio climático, en el debate sobre la sostenibilidad de la movilidad eléctrica… y llegó una pandemia desde la otra parte del mundo para, de nuevo, enseñarnos lo evidente: el planeta primero.

Solo han bastado 60 días para que el aire de las principales ciudades sea mucho más saludable, reduciendo su componente en dióxido de nitrógeno (NO2) en hasta un 60%. En estos dos meses, el planeta ha sido capaz de volver a demostrarnos que, con un trabajo conjunto y equilibrado, podemos convivir mirando hacia el futuro.

En medio de un panorama cargado de noticias poco alentadores para los agentes del mercado de la energía, con un fuerte descenso de la demanda por el parón en las actividades de servicios e industriales, de nuevo son las energías verdes las encargadas de abrir un capítulo esperanzador para el mercado. La energía solar registró un nuevo máximo de potencia instantánea, con 8.753 megavatios (MW), que permitieron cubrir el 30 de abril el 31% de la demanda, según datos de Red Eléctrica de España (REE).

Se trata de solo un ejemplo de lo que, auguramos y deseamos, será una tendencia a medio y largo plazo a la que desde Aldro aportamos diferentes soluciones.

La economía verde, una línea estratégica nacional prioritaria hace unos meses, no debe ser abandonada. El planeta no puede permitírselo. En esta economía verde, España está, además, bien posicionada, contando con una de las piezas esenciales para el desarrollo de esta industria: una gran extensión de territorio, empresas energética sólidas y potentes como Aldro, capacidad inversora y despliegue de redes eléctricas inteligentes.

Además, se prevé que los gobiernos de la Unión Europea emitan una inversión sin precedentes en transición ecológica y digitalización, dos conceptos que, sin duda, marcarán el mercado de futuros y el futuro de los mercados energéticos.

En Aldro, la compañía morada, trabajamos desde hace meses para que la energía de hogares y empresas sea verde y lo hacemos de la mano de la marca Aldro Zero, un servicio global para suministrar al consumidor una opción 100% renovable para la demanda de la red y para el autoconsumo.

Por un lado, operamos a través de energías limpias – eólica, hidraúlica, solar y biomasa- asegurando un suministro para hogares y empresas totalmente renovable. Por otro lado, potenciamos el autoconsumo de energía solar fotovoltaica a través de paneles para todo tipo de instalaciones.

El objetivo es que las energías verdes consoliden el terreno adquirido en los últimos años, dando lugar a un modelo comprometido con el medio ambiente y con el futuro de las generaciones presentes y futuras.

 

Antonio Colino

Director General de Aldro Energía

Esta entrada fue publicada en Aldro y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *