¿Qué hago con la luz si me mudo de piso o casa?

Las mudanzas son una de las experiencias más estresantes para cualquier persona. Cambios, trámites, gestiones… acaban por convertir este proceso en algo todavía más frustrante para quienes lo viven.

Por eso, desde Aldro queremos ayudarte con los pasos a seguir en todos aquellos supuestos relacionados con la luz de tu nuevo piso o casa:

Con el piso o casa que dejas

Las opciones serán o bien dejar el piso sin suministro de electricidad o bien cambiarlo de titular, al propietario en caso de que sea de alquiler, o al nuevo inquilino. Si deseas hacer este trámite y eres de Aldro, debes llamar al 900 37 37 68 y te ayudaremos con todos los cambios que necesites.

Con el piso o casa nuevos

¿En qué estado se encuentra la luz en la nueva casa o nuevo piso?

La luz está dada de alta pero la potencia y la tarifa te parecen adecuadas: lo primero que debes hacer es cambiar el titular de la electricidad y ponerla a tu nombre. Es un trámite que para los clientes de Aldro resulta sencillo, rápido y gratuito. Una vez hecho esto, si la casa a la que llegas ya tiene una compañía, potencia y tarifa contratadas con las que estás de acuerdo no tienes que hacer nada más.

La luz está dada de alta pero no estás de acuerdo con la potencia contratada: si la potencia contratada no se adecúa a tus necesidades, recuerda que eres libre de hacer el cambio hacia una superior o inferior que sí se adapte a tus consumos. Este trámite tiene coste pero, a la larga, el cambio de potencia puede ahorrarnos dinero en la factura.

La luz está dada de alta pero no estás de acuerdo con la tarifa contratada: si al llegar al nuevo hogar no te convence la tarifa, puedes elegir otra de las tarifas de la compañía. Pero, si no encuentras ninguna que se adapte a tus necesidades, eres libre de cambiar de compañía a una que sí te ofrezca una tarifa adaptada a lo que verdaderamente necesites. En Aldro diseñamos tarifas adaptadas a las necesidades de todo tipo de clientes, para que, a final de mes, solamente paguen por lo que necesitan y consumen.

La luz no tiene enganche a la red eléctrica: en tu nueva casa no hay luz. Si tu punto de suministro lleva sin usarse más de 3 años, este trámite cuesta dinero. El contrato de alta se tramita con la comercializadora, pero es la distribuidora quien instala el contador y activa el suministro. Por esta razón, el pago de este trámite lo harás en la primera factura.

Con todo, en Aldro contamos con un equipo de asesores que te ayudarán con cualquiera de los trámites mencionados y, además, te aconsejarán sobre la potencia y tarifa que mejor se ajusten a tus necesidades.

Esta entrada fue publicada en Trucos y consejos y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *