El compromiso de Aldro en el Día Mundial del Medio Ambiente

El Día Mundial del Medio Ambiente se estableció en 1972 por la Asamblea General de la Naciones Unidas coincidiendo con la primera cumbre mundial sobre medio ambiente, celebrada ese año en Estocolmo. Dicha celebración se organiza cada año en torno a un tema para centrar la atención en un aspecto determinado que, en esta ocasión, será la lucha contra la contaminación del aire.

Esta efeméride anual pretende concienciar a todos sobre el cambio climático y la importancia de conservar el entorno, centrándose en el desarrollo sostenible y en el cambio de actitud hacia temas ambientales.

China será el anfitrión de esta edición, que instará a todos los agentes activos a unirse para explorar las soluciones a de este problema global a través de las energías renovables y las tecnologías sostenibles. Y es que aproximadamente 7 millones de personas en todo el mundo mueren prematuramente cada año a causa de la contaminación del aire y casi 4 millones de estas muertes ocurren en la región de Asia y el Pacífico.

El primer objetivo pasa por reducir la contaminación urbana y ya no solo por un tema ecológico sino porque afecta a la salud pública. Una mala calidad de este aire está estrechamente relacionada con el aumento de los problemas respiratorios y alergias. Algunas medidas a aplicar para remitir este problema pasan por cambios en la movilidad urbana. En este aspecto, la comercializadora energética Aldro apuesta por la sostenibilidad con su producto Go2E-Car, con el que sus profesionales se encargan del montaje y mantenimiento de la infraestructura necesaria para los vehículos eléctricos como el cargador central y el individual, además de ofrecer las mejores tarifas adaptadas. A nivel global se debería de usar más el transporte público, incluir zonas bajas de emisiones a las que solo puedan acceder los vehículos menos contaminantes para ganar espacio al tráfico rodado en favor de la reducción de la contaminación y la mejora de la salud urbana. Todo ello para conseguir mejorar la calidad de vida de sus habitantes con ciudades más habitables que queramos mantener y mejorar.

Las emisiones humanas de gases de efecto invernadero afectan al cambio climático dando como resultado un calentamiento global notorio cada año. Aldro es consciente de la importancia de vivir en espacios saludables y para ello ofrece medidas de eficiencia energética que suponen no solo grandes ahorros en la factura energética a medio y largo plazo sino que cuidan y protegen el medio ambiente.

Dentro de los hogares, Aldro propone la utilización de bombillas Led de bajo consumo, que suponen mayor eficiencia y durabilidad, son regulables en intensidad y no se calientan. Y es que la contaminación lumínica es otro aspecto a tener en cuenta. Recientemente se han publicado estudios no solo sobre el impacto ecológico de la contaminación lumínica en el ecosistema (afectan a la alimentación y reproducción de los animales de hábitats nocturnos y a la floración algunos árboles) sino que estudios científicos y médicos arrojan información de una correlación entre la contaminación lumínica y problemas de salud humana, desde cambios en el descanso modificando patrones del sueño y ritmos biológicos que pueden acarrear problemas de estrés, insomnio, diabetes e incluso obesidad hasta aumento de las probabilidades de cáncer.

En el hogar son muchos los pasos a dar a la hora de modificar hábitos para interiorizar los conceptos de sostenibilidad y eficiencia energética y ya no solo porque afecten al bolsillo sino por conciencia ecológica. Ahorrar en la factura de la luz supone cuidar un poco más el planeta. Ahora que empieza el calor se dispara el consumo de aire acondicionado. Para combatir las elevadas temperaturas evitando un consumo desproporcionado de aire acondicionado y una elevada factura de la luz, Aldro propone comprar un dispositivo eficiente, con indicativo A+++, que puede suponer un ahorro de un 40% en el consumo de energía y si además cuenta con un modo Eco ayudará más a reducir el consumo. Asimismo, aconseja un consumo responsable ajustando la temperatura entre 24 y 26 grados (por cada grado que se baje hay un 9% más de gasto), apagándolo por la noche que es cuando se pueden abrir las ventanas y que haya corriente, aislar bien la habitación cerrando puertas y ventanas para no derrochar energía y mantener limpios los filtros del dispositivo para su correcto funcionamiento.

Dentro de las viviendas, la calefacción y los electrodomésticos son los mayores consumidores de energía. Aldro propone replantearse hábitos en el ámbito doméstico que ayuden a reducir el consumo energético y con ello, cuidar el entorno. En la cocina, por ejemplo, aboga por el uso de electrodomésticos eficientes como los A+++, que consumirán hasta un 50% menos de energía y cuyo coste se amortizará rápidamente. Recomienda, por ejemplo, poner la lavadora y el lavavajillas cuando esté la carga completa, regular la temperatura interior de la nevera para que no se genere hielo dentro, no introducir alimentos calientes y evitar estar abriendo la puerta con frecuencia. A la hora de cocinar se puede usar el calor residual del horno o la vitrocerámica. En cuanto a la lavadora, elegir el programa correcto de lavado supondrá un ahorro importante de energía y agua (un programa de lavado a 40º gasta mucho menos que lavar con agua caliente).

Los aparatos en stand by consumen el 2,3% de electricidad. Para eliminar este consumo fantasma de los aparatos electrónicos lo mejor es apagarlos y desenchufarlos e instalar regletas con interruptores que facilitarán su apagado.

Otro aspecto a tener en cuenta es controlar la potencia y la tarifa contratada para ajustarlas al máximo a los hábitos y las necesidades de cada hogar. La potencia es un gasto fijo en la factura eléctrica aunque no haya consumo y se puede conseguir un importante ahorro ajustando la potencia contratada a la que realmente se necesita.

En este sentido, Aldro asesora a todos sus clientes acerca de la potencia y tarifa que mejor se adapta a sus hábitos de consumo con el fin de mejorar la eficiencia energética y lograr el mayor ahorro energético posible.

Aldro es consciente de que con pequeños gestos se consiguen grandes logros y de esta manera, propone ciertos hábitos, instalaciones de calidad y soluciones de eficiencia energética para una vida más respetuosa con el medio ambiente. Aprovechando el Día Mundial del Medio Ambiente, Aldro quiere sumarse a esta acción de sensibilización mundial sobre nuestro entorno con el fin de promover un cambio de actitud y fomentar la cooperación en temas ambientales para que todo el mundo pueda disfrutar de un planeta limpio, sano y de futuro.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *