¿Cuáles son los puntos energéticos más ineficientes de las empresas?

La energía es una de las partidas fijas que mayor coste supone para las empresas. Los estudios realizados por los especialistas en eficiencia energética de Aldro reflejan algunos de los puntos con más posibilidades de mejora en gran parte de las empresas analizadas.

Se trata de elementos con alto grado de ineficiencia que, una vez localizados gracias a estudios pormenorizados, y con la aplicación de ciertas medidas de eficiencia podrían reportar grandes ahorros a la empresa.

Iluminación: es una de las principales fuentes de desperdicio energético. La primera de las medidas es el aprovechamiento del máximo tiempo posible de la luz natural. Más allá de este punto de partida básico, los expertos de Aldro aseguran que la instalación de sistemas inteligentes que consigan regular la iluminación en función de la presencia o de la hora del día, entre otros factores, evitarán un encendido permanente de la electricidad en las empresas.

LED: la sustitución de las bombillas por LED es otra de las medidas fundamentales para conseguir el ahorro en la factura energética. Cuentan con una vida útil mucho mayor y una pérdida de calor muy inferior a las de las incandescentes o las de bajo consumo.

 Climatización: la calefacción y el aire acondicionado son otra de las partidas con un consumo más alto dentro de las empresas.

Establecer distintos patrones para la tecnología encargada de enfriar o calentar las estancias es una de las vías más eficaces para el ahorro, programando la temperatura y la duración en función de la presencia de empleados, del momento del día o de la orientación de la estancia.

Aparatos electrónicos: Una oficina o empresa alberga gran cantidad de aparatos eléctricos que, aunque de forma individual tienen un pequeño consumo, de forma conjunta pueden suponer un consumo eléctrico innecesario para una compañía.

Productos contratados: al igual que ocurre en el sector hogar, es importante tener controladas la tarifa y la potencia que tenemos contratadas. Ajustarlas en función de nuestras necesidades puede contribuir al ahorro en las facturas.

Con todo, los expertos de Aldro establecen en los estudios de eficiencia energética el punto de partida de los principales ahorros para las compañías. Estos estudios consiguen establecer un mapa de calor acerca de consumos y desperdicios energéticos, estableciendo así puntos y prioridades para el ahorro.

Esta entrada fue publicada en Aldro y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *