Cinco medidas básicas para alcanzar el nivel medio de eficiencia energética europea

A comienzos de 2018, es casi imposible que España alcance los objetivos de reducción de la demanda eléctrica establecida para los países de la Unión Europea para el 2020. “Este objetivo, si bien no es vinculante- afirma José F. González Payno, director general de la eléctrica Aldro Energía- debería ser considerado como uno de los elementos básicos de cualquier política energética”.

España ocupa en la actualidad el puesto número 22 en cuanto a comportamiento en eficiencia energética, según el último informe RISE (Regulatory Indicators for Sustainable energy) elaborado por el Banco Mundial que analiza a 111 países, lejos de los países de nuestro entorno económico y territorial. “Si analizamos las iniciativas puestas en marcha por nuestros vecinos con resultados altamente positivos, continua el experto, observamos que España, si bien en este último lustro ha avanzado en eficiencia energética más que en los últimos 20 años, aún tiene muchos deberes por hacer”.

A esta situación, se suma el hecho de que la dependencia energética de España está casi 20 puntos por encima de la media de los 28 países de la Unión Europea. “En España, prácticamente el 100% del petróleo y del gas que consumimos es importado”.

Para cambiar este panorama, la comercializadora Aldro Energía propone la puesta en marcha de 5 iniciativas clave para lograr situarnos junto a nuestros vecinos europeos:

• Introducir la exigencia, por parte de los organismos públicos y ayuntamientos, de que en sus contratos se premie el que el suministro de energía eléctrica de origen renovable y que incorporen objetivos de ahorro y de mejora de la eficiencia como elemento clave para añadir puntos en la adjudicación.

• El desarrollo legislativo de la Ley 8/2013 sobre “Rehabilitación, Regeneración y Renovación Urbana” que permita iniciar procedimientos público/privados para avanzar en la rehabilitación de los más de 17 millones de edificios que no superan los estándares establecidos en la actual ley sobre comportamiento energético.

• El apoyo o subvención a la rehabilitación, facilitando apoyo financiero a las comunidades interesadas en instalar un sistema energético más eficiente.

• Incorporar incentivos al ahorro de energía reduciendo, por ejemplo, la cuota fija de la tarifa eléctrica.

• Y, sobre todo, anima a la administración pública a poner en marcha un nuevo modelo energético que afecte a la producción, la distribución y el consumo, y que vaya más allá de las iniciativas domésticas y/o empresariales, distribuyendo las oportunidades y los esfuerzos entre todos los actores de la cadena.

“Nuestra compañía, que como comercializadora es quien tiene la cercanía con el consumidor al que vende la energía, y a quien debemos nuestro esfuerzo, ha puesto en marcha con este objetivo Aldro Generación”, afirma González Payno.

Este proyecto permitirá la producción de energía renovable y de alta eficiencia para el suministro a su red de clientes. Así, garantizará el origen sostenible de la energía consumida sin que ello suponga sobrecostes en la factura final de consumo.

Para ello, Aldro Generación se valdrá de diferentes fuentes de producción energética, como son la fotovoltaica, la cogeneración de alta eficiencia, la minihidráulica o la eólica, cerrando el círculo en la relación de la compañía con sus clientes y facilitando el acceso a la energía verde.

Esta entrada fue publicada en Aldro, Trucos y consejos y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Cinco medidas básicas para alcanzar el nivel medio de eficiencia energética europea

  1. Gert Bailleul dijo:

    Más que un comentario es una pregunta. En la tercera medida: “El apoyo o subvención a la rehabilitación, facilitando apoyo financiero a las comunidades…”, ¿se refiere a “comunidades autónomas”, o a “comunidades de vecinos”? Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *