Qué pago en mi factura de la luz: peajes

peajes que compone la factura de la luz

Nuestra factura de la luz está compuesta por distintos conceptos: el coste de la energía que propiamente consumimos, que supone el 37,48% del total, los impuestos, que son el 21,38% y los peajes, que ascienden al 41,14%.

Además de los distintos conceptos que componen los costes de la energía que consumimos, casi el 40% de lo que pagamos va destinado a los peajes, que incluyen conceptos como:

 

peajes factura luz

Fuente: CNMC

– Energías renovables: una parte de los peajes va destinada a la financiación de energías renovables. Mediante este mecanismo de ayuda, se pretende implantar y desarrollar este tipo de energías. Por eso, la energía procedente de este tipo de fuentes tiene prioridad ya que el Estado les paga una cuota por producción.

– Distribución y transporte: la gestión comercial y el transporte de la energía es otro de los cargos que el consumidor paga en la factura eléctrica. En este sentido, abona la distribución de alta, media y baja tensión. Los costes de este concepto dependen, además, de la demanda, marcada también por la actividad económica o la meteorología; la tecnología empleada para generar la actividad o el precio de los combustibles.

-Compensación a extrapeninsulares: según establece la ley, todos los españoles deben pagar lo mismo por la electricidad. Sin embargo, las islas no disponen de las mismas redes de alta tensión que la península, por lo que el abastecimiento de electricidad, mediante centrales de fueloil, es más caro. Para que el coste eléctrico sea similar en todo el país, todos los ciudadanos pagan un coste extra que iguala el precio.

-Amortización del déficit: como ya os hemos contado en otro post, el déficit eléctrico es la diferencia entre el precio que los consumidores pagan por la electricidad y el coste real de la misma. Para reducir ese déficit, los consumidores pagan un porcentaje en cada factura de la luz.

-Gestión de residuos radiactivos: la gestión de los residuos procedentes de la explotación de las centrales nucleares se incluye como concepto en las facturas de la luz de los españoles. A partir del 31 de marzo de 2015, este concepto será asumido por las propias centrales.

Incentivo al carbón: Se trata de una serie de ayudas destinadas al sector de la minería del carbón debido a que hay zonas cuya principal actividad económica es la extracción de este mineral.

Interrumpibilidad: se trata de un concepto que se paga para que los ciudadanos dispongan de electricidad de forma continuada y en todas las circunstancias. Se divide en dos partidas. Por un lado, se trata de que las centrales nucleares estén disponibles para cubrir los huecos que dejan las renovables cuando deja de soplar el viento o de lucir el sol. Por el otro, este concepto también va destinado a que, en los casos en los que se dispare la demanda eléctrica, grandes consumidores como Renfe reduzca o supriman su potencia de consumo.

Esta entrada fue publicada en Mercado y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *