¿De dónde procede la electricidad que consumimos?

de donde procede la electricidadEste mes de enero hemos escuchado que el precio de la electricidad se ha incrementado en los últimos días debido a la escasez de viento y lluvias. ¿Puede el tiempo influir en nuestra factura eléctrica? La respuesta es sí y te contamos por qué.

En la actualidad las principales fuentes de energía son: centrales termoeléctricas, hidroeléctricas o de las energías renovables.

– Centrales termoeléctricas: extraen la energía del calor, que puede generarse a partir de combustibles fósiles (petróleo, gas natural o carbón), de la fisión nuclear del uranio u otro combustible nuclear (plantas termonucleares). En este apartado se engloban también las centrales solares termoeléctricas.

 -Centrales hidroeléctricas: Son las que generan energía a partir de la potencia del movimiento del agua. Estas centrales se valen de grandes presas, que conducen el agua a través de una gran tubería hacia una sala de máquinas donde grandes turbinas convierten la fuerza del agua electricidad.

La discusión entorno a este tipo de centrales gira en torno a cuestiones medioambientales relacionadas con la construcción de la gran infraestructura que es la presa así como la limitación ocasional de este agua para otros usos.

Una alternativa en desarrollo son las energías mareomotrices, que aprovechan el movimiento de las mareas.

-Centrales basadas en energías renovables: se trata de las conocidas como energías limpias o alternativas. Son, fundamentalmente, las centrales eólicas, que generan energía a través del movimiento de los molinos gracias al viento. Los contras de estas centrales son limitados, a excepción de las grandes superficies de terreno que necesitan y el efecto sobre las aves de la zona.

Otra alternativa son las placas fotovoltaicas, que generan electricidad gracias a la luz del sol. Cuando tienen unas dimensiones importantes, éstas generan corriente continua que puede transformarse en corriente alterna. El principal inconveniente de la energía solar es el alto coste de implantación de estas placas.

Uno de los principales factores en contra de las energías renovables es su alta dependencia de las condiciones meteorológicas. Y volvemos al principio del post donde contábamos que en las últimas semanas se había incrementado el precio de la luz debido al tiempo.

¿Cuesta lo mismo la electricidad procedente de todas las fuentes? La respuesta es no. Las energías renovables son más baratas que las procedentes de, por ejemplo, los combustibles fósiles.

Por ello, debido al anticiclón que ha asolado España en las últimas semanas, la producción de electricidad por parte de las fuentes renovables ha descendido, lo que ha forzado a utilizar el resto de fuentes de energías, más caras para el consumidor final, para proveer de electricidad a los hogares españoles.

Esta entrada fue publicada en Mercado y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *