¿Cuándo me convienen las tarifas con discriminación horaria?

texture--object--hourglass--pink_3120991Las tarifas con discriminación horaria son una de las fórmulas de ahorro tradicionalmente propuestas para reducir la factura de la luz. Antes de comenzar a utilizarlas debemos tener en cuenta algunos aspectos para sacarlas el máximo partido.

Se trata de una tarifa destinada a aquellos que tienen contratada una potencia inferior a 15 kW y que realicen la mayor parte de los consumos de electricidad a determinadas horas del día.

Consta de dos periodos:

Periodo valle: Discurre de 22h a 12h en invierno y de 23h a 13h en verano, en total 14h al día.

Periodo punta: Discurre entre las 12h y las 22.00 en invierno y entre las 13h y las 23h en invierno.

Antes de contratar esta tarifa debemos asegurarnos que nuestra potencia es inferior a 15 kW ya que disminuirla para contratar esta tarifa podría suponernos cortes en el suministro.

También debemos observar cuándo hacemos el principal consumo de electricidad. En muchas ocasiones a la hora de elegir esta tarifa, muchos usuarios piensan en que no les supondrá demasiado esfuerzo poner la lavadora o el lavavajillas por la noche. Sin embargo, también debemos tener en cuenta el uso de, por ejemplo, el horno, la vitrocerámica, el ordenador o la televisión fuera del periodo valle. También en el caso de los sistemas de calefacción o refrigeración en caso de que estos dependan del suministro eléctrico ya que es poco probable que, en caso de temperaturas extremas, utilicemos el frío o calor únicamente a partir de la noche.

Contratar esta tarifa podría suponer también cambiar algunos hábitos. Por ejemplo, si tienes comida familiar debes utilizar el horno antes del inicio del periodo punta. Si el agua caliente de tu vivienda proviene de un termo eléctrico, debes intentar que su actividad de ‘calentar’ el agua lo haga durante el periodo valle.

También debemos tener mucho ojo al dejar los electrodomésticos en stand-by ya que el consumo fuera del periodo valle puede disparar la factura.

En definitiva, antes de contratar una tarifa de discriminación horaria asegúrate de que tus hábitos encajan con los horarios o de que estás dispuesto a adaptarlos a los periodos valle.

Si ya eres de Aldro y quieres cambiar a una de nuestras tarifas de discriminación horaria para hogares o empresas, puedes realizarlo a través de Mis Gestiones de tu Oficina Virtual o llamándonos al 900 37 37 68.

Esta entrada fue publicada en Tarifas y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *